Estas són 7 películas de guerra que tienes que ver antes de morir

  • 21 enero 2020
  • Autor: Alfroitio
  • 1 Comentarios

El cine bélico narra emociones y sentimientos en el campo de batalla

El género bélico es uno de los más espectaculares del cine por su recreación realista de los combates, donde las explosiones, el avance de los ejércitos, las acometidas de los soldados, el desgarro de la muerte de los combatientes despiertan en el espectador multitud de sentimientos encontrados.

Las películas de guerra narran historias de valor, coraje, solidaridad, pero también el horror de la guerra, la angustia, el terror y sobre todo la sinrazón del enfrentamiento criminal entre hombres.

Las películas de militares nos han mostrado con una mezcla de emoción, historia y sentimientos, los relatos de cientos de soldados en el frente de batalla, sus vivencias y cómo se desempeñaron en el campo de batalla.

Estas son algunas de las mejores películas bélicas del cine.

Pearl Harbor

El 7 de diciembre de 1941 la base naval norteamericana Pearl Harbor, situada en el Pacífico Norte, fue atacada por la aviación japonesa. Este ataque precipitó la declaración de guerra de los EEUU contra Japón y su entrada en la II Guerra Mundial.

La película es un brillante relato del antes, el durante y el después del ataque japonés a la base naval. Esas horas clave en que la moral de todo un país fue duramente atacada.

La recreación del bombardeo de los aviones japoneses, los famosos Zero, es lo mejor de la película, pues está contada con rigor histórico y con un gran despliegue de medios técnicos.

En el aspecto dramático del film, hay muy buenas actuaciones que reflejan con gran verismo, tanto la angustia de los habitantes de la base como el caos que se crea durante el ataque.

Qué sería de una buena película de guerra sin su correspondiente historia de amor. En Pearl Harbor, el protagonista interpretado por Ben Affleck tiene un bonito romance con Kate Beckinsale que encarna a la teniente de enfermería Evelyn Johnson.


Dunkerque

Entre las películas de guerra de la última década, Dunkerque, del director Cristopher Nolan, merece una mención especial. Está rodada contraponiendo tres escenarios en tres momentos distintos de una batalla concreta.

Con muy pocos diálogos y una puesta en escena brillante, logra trasladar a la pantalla el alud de sensaciones experimentadas por los más de 300.000 soldados británicos embolsados y arrinconados en la playa de Dunkerque, Francia, cuando el ejército alemán, después de una maniobra sagaz repele la defensa de Francia que pretendía el mando inglés.

La acción se sitúa en el mes de mayo de 1940, mientras se desarrolla la batalla de Francia. Sin posibilidad de deshacer la trampa tendida por los alemanes, la única salida de los aliados es refugiarse en la playa y aguardar un milagro.

Solo la intervención de la armada británica y la colaboración de cientos de civiles británicos que arrían sus botes, barcos de recreo y barcos de pesca, y cruzan el Canal de la Mancha, hizo que la segura derrota del ejército británico en tierras francesas fuera un hecho.

Esa pequeña historia dentro de la gran guerra es lo que narra la película, pero que a la postre permitió salvar a Gran Bretaña de una humillante derrota.

Ver producto

Hasta el último hombre

”Hasta el último hombre” es probablemente una de las mejores películas bélicas que se hayan filmado con un protagonista pacifista que no quería portar armas.

A pesar de la gran contradicción que arrastra el protagonista, un médico que desea alistarse en el ejército para participar en la II Guerra Mundial, Desmond Doss, pero cuyas convicciones religiosas impiden empuñar un rifle, el director Mel Gibson es capaz de realizar un entretenido y emotivo largometraje.

Dentro del ejército hay muchas reticencias a aceptar a un hombre que lleva la bandera anti belicista con orgullo. Porque se teme que las ideas anti armas puedan contagiar a los demás soldados.

Pero la presencia del doctor Desmond Doss entre los soldados que toman la isla de Okinawa se va a revelar como una gran hazaña, hecha de coraje, pundonor, compañerismo y una gran fe en el ser humano. Porque, él solo salva a 75 soldados heridos de su compañía cuando una muerte segura les acechaba.

Mel Gibson regresa al cine con una película sobresaliente.

Ver producto

La chaqueta metálica

Stanley Kubrick dirigió varios películas de militares. “Senderos de gloria” y “La chaqueta metálica” son dos de los mejores films de denuncia de los horrores y de los excesos que se producen tanto en el frente de batalla como en la retaguardia.

Empieza en el centro de entrenamiento de Parris Island, lugar donde se entrena a los marines—Patoso, Bufón o Cowboy— con dureza extraordinaria para que no se vengan abajo cuando se enfrenten a la cruda realidad en el frente.

El sargento Hartman, interpretado por un soldado de verdad, el sargento Ronald Lee Ermey, sobrepasa todos los límites en el entrenamiento de los novatos: insulta a los soldados, los degrada, los anula como personas.

Esta estrategia tiene como objetivo infundirles un coraje sobrehumano, pero también obligarles a actuar siempre en bien del grupo, olvidándose del individuo. No quiere que el miedo a morir en la batalla empuje a un soldado a olvidar sus obligaciones en la trinchera: defender a sus compañeros con la muerte si es necesario.

La segunda parte del film nos sitúa en Vietnam a donde uno de los reclutas del campo entrenamiento es enviado como fotógrafo.

Salvar al soldado Ryan

Steven Spielberg compone un emotivo drama bélico que es aclamado como una de las grandes películas de guerra de toda la historia del cine.

Salvar al soldado Ryan es un canto a la amistad, a la solidaridad, al compañerismo y al coraje de un grupo de soldados que antepone el deber a la propia vida. A esta cuadrilla de soldados le ha sido encomendada una misión: encontrar y poner a salvo al soldado Ryan, de quien no se tiene noticias desde que saltara en paracaídas durante el desembarco de Normandía.

Esta misión se realiza como un acto de humanidad para con la familia Ryan, puesto que los tres hermanos del soldado James Ryan han muerto en combate y los padres no quieren que su cuarto hijo corra la misma suerte.

La mano maestra de Spielberg dirige con profundidad y sentimiento esta sólida historia, en la que se transmite que dentro del horror de la guerra también se reproducen valores hermosos como la amistad, el compañerismo, la justicia o la generosidad.

Con una primera media hora frenética en la que se filma el desembarco de Normandía, una batalla decisiva de la II Guerra Mundial, sin escatimar recursos expresivos, dramáticos y técnicos, las escenas de guerra representan un hito en Hollywood por su potencialidad narrativa y lo logradas que están.

Lo épico se alía con el intimismo al narrar el coraje del grupo de soldados comandados por el Capitán John Miller (Tom Hanks) que se lanzan a buscar al soldado Ryan dentro de la misma guerra.

Un dato: solo en los primeros momentos del desembarco, mueren 4.000 norteamericanos.

Tropic Thunder

Tropic Thunder es una película de guerra divertida. Aunque propiamente no es un film bélico, sino que es el relato de un grupo de actores que filman un largometraje acerca de la guerra del Vietnam.

Se encuentran en el sudeste asiático rodando un telefilm y son bastante anárquicos, traviesos y revoltosos. El director, incapaz de controlar los desmanes de los artistas, los abandona en la selva a su suerte, pero no deja de filmarlos con cámaras automáticas. Ellos deben sobrevivir rodeados de peligros y teniendo como única arma sus dotes actorales.

Hermanos de sangre

”Hermanos de sangre” es una miniserie para televisión que consta de 10 episodios y como las películas de militares relata las vivencias del 506 regimiento de paracaidistas en la II Guerra Mundial.

Seguimos la historia de la compañía desde su entrenamiento en “Camp Toccoa” hasta su entrada en combate el día D, en el desembarco de Normandía.

Vamos conociendo a los protagonistas a lo largo de los 10 episodios: el teniente Dick Winters, el teniente Lewis Nixon, el capitán Herbert Sobel y los soldados Guarnere, Malarkey, Perconte y Webster.

Conflictos personales, la amistad, los valores del compañerismo y la justicia, las alegrías y las tristezas, todos estos sentimientos se mezclan en esta excelente producción de Spielberg y Tom Hanks. En la pantalla aparecen algunas de las grandes batallas de la II Guerra Mundial: el día D, la batalla de las Ardenas, la operación Market Garden y las escaramuzas sobre terreno alemán.

Son destacables la autenticidad de los diálogos, una puesta en escena muy realista, la exhibición en toda su realidad del horror bélico y el heroísmo de los combatientes.

Ver producto

Comentarios

  • Nelson(hace 4 meses)

    Muy buen reportaje, aunque en mi opinión faltó considerar en la lista, la Caída del Halcón Negro, ya que es una película que aparte de ser basada en hechos de la vida real, se puede observar el empleo de algunos principios de la guerra y pasos a seguir dentro del proceso de planificación militar. De igual forma los detalles bien cuidades en cuanto a las técnicas de táctica individual y los aciertos y errores que se observan en esta producción, la convierten en un elemento bien interesante dentro del mundo de cinematografía bélica.

Deja un comentario